¿LA BIBLIA PROHIBE COMER CARNE Y HACER TRANFUSIONES DE SANGRE?

 

Los protestantes citan lo siguiente:

1 Corintios 10:18  “Fíjense en los israelitas: para ellos comer de las víctimas es entrar en comunión con su altar. 19 Con esto no quiero decir que la carne ofrecida al ídolo sea realmente consagrada o que el ídolo sea algo. 20 Pero los sacrificios de los paganos van ofrecidos a los demonios y no a Dios, y no quiero que ustedes entren en comunión con los demonios.”

            Los Testigos de Jehová engañan a la gente diciéndole que “la biblia prohíbe comer carne o sangre”, eso es MENTIRA, es peor todavía, dicen que “en la sangre esta el alma” y si nosotros comemos la sangre de un animal, “nos estamos comiendo su alma”, además, si hacemos transfusiones de sangre a otra persona “es pecado mortal porque le estamos dando el alma a esa persona y la sangre es el alma”.

            Escuchen bien hermanos, aquí explicaremos bíblicamente el error de estos hermanos, es una gran mentira lo que dicen los protestantes, el alma del ser humano NO ES LA SANGRE, y ellos aseguran con una cita bíblica que la sangre es el alma; aquí demostraremos que están equivocados y a qué se refieren las escrituras, la biblia nos va a demostrar si no podemos donar sangre o si es verdad que el alma espiritual está en la sangre:

Levítico 17:10  “Si un hombre de Israel o de los forasteros que viven en medio de ustedes come cualquier clase de sangre, aborreceré a esta persona que come sangre y la exterminaré. 11 PORQUE EL ALMA DE TODO SER VIVIENTE ESTÁ EN SU SANGRE.

Eso es lo que confunden los testigos de Jehová, ésa parte, porque ellos piensan que esa alma de la que ahí hablan se refiere al alma espiritual y no es así, por eso dicen: “el alma de todo ser viviente”, entonces un perro es un ser viviente, un caballo es un ser viviente, un árbol también es ser viviente tiene alma; por eso algunos filósofos dicen que el ser humano tiene dos almas y los animales tienen una sola alma. Trataremos de explicarlo un poco mejor, el pueblo judío a la vida le llamaba alma, tenemos dos vidas, la vida del cuerpo que está en la sangre y la vida del espíritu que está en el alma que nosotros llamamos, pero a la vida del cuerpo se le llamaba alma y a la vida del espíritu se le llamaba alma, es decir, a las dos vidas se les llamaba ALMA. Los testigos de Jehová al no saber que a las dos vidas se les llamaba alma, confunden la vida del cuerpo con la vida del espíritu.

Por eso Jesucristo dijo: “no teman a aquellos que les matan el cuerpo pero no les pueden matar el espíritu”; los testigos de Jehová se confunden y piensan que aquí está hablando del alma espiritual.  Entonces el alma del cuerpo es la sangre pero el alma del espíritu es lo que nosotros llamamos alma. A la sangre ya no la llamamos alma porque es la vida del cuerpo y se muere, mientras a la vida del espíritu la llamamos alma. Por eso el pueblo judío a las dos cosas las llamaba alma. Veremos nuevamente la cita bíblica:

Levítico 17:10  “Si un hombre de Israel o de los forasteros que viven en medio de ustedes come cualquier clase de sangre, aborreceré a esta persona que come sangre y la exterminaré. 11 PORQUE EL ALMA DE TODO SER VIVIENTE ESTÁ EN SU SANGRE” (Aquí está la primera alma). Y yo les di la sangre para que la lleven al altar para el rescate de sus almas (está hablando que la sangre es el alma y la dio como rescate para salvar sus almas, pues esta sangre paga la deuda del alma.) Entonces dio un alma para rescatar a la otra.

 

Definición:

  • Primera alma: Se llama la vida del cuerpo, que está en la sangre.

  • Segunda alma: Se llama la vida del espíritu que es la que tenemos que salvar.

Se podía matar un animal que Dios le dio esa sangre para ofrecerlo en sacrificio por nuestras almas. El mismo Jesucristo murió, ¿qué alma fue la que ofreció, la sangre o el espíritu? = La sangre. La ofreció para salvar nuestras almas, ¿cuál alma, la carnal o espiritual? = La espiritual.

Los testigos de Jehová como no entienden las escrituras, la leen a su manera y no se dejan enseñar porque ellos “lo saben todo”, por eso no permiten las transfusiones de sangre porque dicen que la sangre es el alma y si hacen una transfusión, le están pasando los pecados de una persona a otra y es pecado mortal y se va a condenar por culpa del que donó sangre (que absurdo); eso es una tontería, es doctrina de hombres y no lo dice la biblia, además, científicamente ¿Qué es lo que pasa cuando una mujer tiene un parto? ¿Qué es lo primero que le hacen cuando tienen un bebé? Le cortan el cordón umbilical, ahí pasa la sangre, entonces ¿ahí pasan los pecados de la madre al hijo? No.

 

Eso es una transfusión de sangre también. ¿Por qué los testigos de Jehová no permiten transfusiones de sangre si la mamá lo hace con el hijo? ¿La sangre del niño es sangre de quién? De la mamá.

Varios testigos de Jehová dicen que al hacerse una transfusión de sangre se “transmiten muchas enfermedades”.  La doctrina de ellos es que la transfusión de sangre es un pecado mortal, y eso no lo dice la biblia, es doctrina de hombres.

Al hacer transfusiones se da vida, no se están pasando enfermedades.

Marcos 7:14  “Jesús volvió a llamar a la gente y empezó a decirles: (Esta es doctrina cristiana, no de hombres, ni del papa, ni del sacerdote) Escúchenme todos y traten de entender”. 15 Ninguna cosa que de fuera entra en la persona (ni la sangre, ni la carne, etc.) puede hacerla impura; lo que hace impura a una persona es lo que sale de ella. 16 El que tenga oídos, que escuche. 17 Cuando Jesús se apartó de la gente y entró en casa, sus discípulos le preguntaron sobre lo que había dicho. 18 El les respondió: "¿También ustedes están cerrados? ¿No comprenden que nada de lo que entra de fuera en una persona puede hacerla impura?" 19 Pues no entra en el corazón, sino que va al estómago primero y después al basural.

            Los testigos de Jehová están engañando a la gente, eso no es correcto, eso es invento. Hermanos, Jesucristo es el Señor y él ha dicho su doctrina sobre la comida, lo puro y lo impuro, ¿cómo puede haber personas que digan cosas contrarias?

           

Para finalizar, veremos la siguiente cita:

Colosenses 2:16  “Por tanto, que nadie los venga a criticar por lo que comen o beben, por no respetar fiestas, lunas nuevas o el día sábado 17 Tales cosas no eran más que sombras, mientras que lo real es la persona de Cristo.

18. No permitan que se lo quiten quienes vienen con una religión muy temerosa y que sirven a los ángeles. En realidad sólo hacen caso de sus propias visiones y se inflan con sus propios pensamientos”.