IMPORTANCIA DEL SACERDOTE

Con la idea de conocer mejor la labor de nuestros sacerdotes y de podernos integrar de una manera más plena a la actividad apostólica de la Iglesia, la reflexión del Sacramento del Orden, no la centraremos únicamente en los ministerios ordenados, sino que buscaremos profundizar un poco en la participación que cada uno de nosotros tiene dentro del Cuerpo de Cristo, ya que en todos, como bautizados se realiza la triple función de Cristo: Sacerdote, Profeta y Rey. Hablaremos pues de la "ministerialidad" en la Iglesia como medio de servicio y herramienta para la construcción del Reino de Dios.

 

Lucas 17:11 De camino a Jerusalén, pasó por los confines entre Samaría y Galilea. 12 Al entrar en un pueblo, salieron a su encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a distancia (La lepra es símbolo del pecado, ahora veremos dónde la enfermedad la usó Cristo como símbolo de la enfermedad del alma) 13 y, levantando la voz, dijeron: "¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!" (Aquí es donde las sagradas escrituras nos muestran la grandeza de Dios y también el derroche de amor que ha dejado a la humanidad en LOS SACERDOTES) 14 Al verlos, les dijo: "Id y presentaos a los sacerdotes." (Dios tiene compasión del ser humano pecador metido en la lepra, y cuando el ser humano clama, El es el único que puede sanar, y Dios dice: “Sí tengo compasión de ti, vaya y preséntense al sacerdote”. Ahora comprenden ¿qué es el sacerdote? Es el instrumento por medio del cual Dios tiene compasión del ser humano que está en una enfermedad grave que se llama la lepra “el pecado”) Y sucedió que, mientras iban, quedaron limpios. (Por dos motivos quedaron sanos: el primer motivo es para demostrar que el que sana NO es el sacerdote, sino Dios, y el segundo motivo es que en el antiguo testamento el sacerdote era el que declaraba puro o impuro a la persona con lepra; por eso Jesucristo sana por medio del sacerdote.) 15 Uno de ellos, viéndose curado, se volvió glorificando a Dios en alta voz, 16 y, postrándose rostro en tierra a los pies de Jesús, le daba gracias; y éste era un samaritano. 17 Tomó la palabra Jesús y dijo: "¿No quedaron limpios los diez? Los otros nueve, ¿dónde están? 18 ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios sino este extranjero?" 19 Y le dijo: "Levántate y vete; tu fe te ha salvado."

Si Cristo hubiese querido sanarlos por la nada, lo hubiera hecho muy fácil al decirles: “Están sanados, váyanse”, pero no fue así, Jesucristo les dijo que fueran  a presentarse con los SACERDOTES; ahora comprenden el lío en que se encuentran con aquellas personas que dicen: “¿Sacerdote? ¿Hombre pecador igual que yo?, no.”

Los sacerdotes son ministros de la misericordia y de la compasión de Dios hacia el pueblo; ahora vemos el papel que juegan los sacerdotes en medio del pueblo, no es otra cosa sino sanarlo.

Dios nos está enseñando que El sí nos va a salvar, su misericordia es eterna, su fidelidad no tiene medida y ha querido utilizar un instrumento: EL SACERDOTE.

Por eso el sacerdote NUNCA dice: “Yo te absuelvo de tus pecados en nombre MIO”. Lo dice de ésta forma: “Yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, porque el sacerdote es un simple instrumento.

Mateo 9:1 Subiendo a la barca, pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. 2 En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: "¡Ánimo!, hijo, tus pecados te son perdonados." (Ahora ¿ven por qué Jesucristo compara la enfermedad de la parálisis con la enfermedad del alma-el pecado? Y no le dice al paralítico: “ánimo hijo quedas curado”, sino, le dice: “ánimo, hijo, tus pecados te son perdonados” y nos viene a decir que El viene a sanarnos el alma, la parálisis del alma, ¿cómo? ¿Directamente o nos manda un instrumento?)

3. Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: "Éste está blasfemando."

4. Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: "¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: "Tus pecados te son perdonados", o decir:

5. "Levántate y anda"?

6. Pues para que sepáis que el Hijo del hombre (Algunos van a decir: “que el Hijo del hombre es sólo Jesús y que sólo Jesús tiene el poder para perdonar los pecados del hombre, porque ahí habla en singular” Pues nosotros mostraremos donde habla en plural, “los hombres”) tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice entonces al paralítico -: "Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa"."

7. Él se levantó y se fue a su casa.

8. Y al ver esto, la gente temió y glorificó a Dios, que había dado tal poder a LOS HOMBRES.

Por eso Dios nos salva perdonándonos los pecados. Ahora explicaremos lo que hace el sacerdote según la biblia:

Hebreos 5:1 Porque todo sumo sacerdote es tomado de entre los hombres y está constituido en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. (Por eso los protestantes dicen: “En la Iglesia Católica solamente habla el Sacerdote, y la gente no, en nuestra Iglesia todos hablamos ¡Aleluya, Gloria a Dios!”, y es porque ellos no tienen sacerdote, quien ofrece los dones y sacrificios por la gente como la confesión).

2. Es capaz de comprender a ignorantes y extraviados, porque está también él envuelto en flaqueza.

3. Y a causa de la misma debe ofrecer por sus propios pecados lo mismo que por los del pueblo.

Vamos a comparar el antiguo testamento con el nuevo testamento donde se ofrecían dones y sacrificios por los pecados que no tenían poder para salvar (Antiguo Testamento) y luego en el nuevo testamento viene Cristo, un nuevo sacerdocio, dones y sacrificios para salvar a la humanidad:

Hebreos 10:8 "Comienza por decir: No quisiste sacrificios ni ofrendas, ni te agradaron holocaustos o sacrificios por el pecado. Y sin embargo esto es lo que pedía la Ley." 9 "Entonces sigue: Aquí estoy yo para hacer tu voluntad. Con esto anula el primer orden de las cosas para establecer el segundo." 10 "Esta voluntad de Dios, de que habla, es que seamos santificados por la ofrenda única del cuerpo de Cristo Jesús." (Ya no se van a hacer sacrificios de animales, corderos, etc. Ahora comprenden ¿por qué vamos a misa?, porque somos pecadores, y tenemos que ser santificados por la ofrenda, la que se estableció en el nuevo testamento: La ofrenda del cuerpo de Cristo.):

Lucas 22:19 "Después tomó pan y, dando gracias, lo partió y se lo dio diciendo: «Esto es mi cuerpo, que es entregado por ustedes. (Hagan esto en memoria mía.»" 20 "Hizo lo mismo con la copa después de cenar, diciendo: «Esta copa es la alianza nueva sellada con mi sangre, que es derramada por ustedes»)." 
 

Así, Dios ha querido salvarnos a nosotros, y ha dejado sacerdotes, ¿cómo sabemos que ha dejado sacerdotes? Porque Jesús dijo: “Hagan esto en memoria mía”, los está mandando.

“Odenar” no quiere decir que alguien se ordene porque está desordenado, sino, que viene de una orden: “hagan esto en memoria mía”

 

Eso significa la ordenación, San Marcos recibió la ordenación, por eso él siguió haciendo esa orden de Jesús.

Mucha gente dice: “la misa es aburrida porque siempre se repite lo mismo, tanto que estudia el cura para siempre repetir lo mismo”. Qué tontería, no saben que se tiene que ofrecer lo mismo porque Jesús así lo ha ordenado (“Hagan esto en memoria mía”), es el único sacrificio que se tiene que hacer para siempre, para el perdón de los pecados, no hay más.

Ahora mostraremos cómo San Pablo se siente felíz y orgulloso de ese amor de Dios que lo ha nombrado sacerdote para la salvación del mundo.

2 Corintios 5:18 "Todo eso es obra de Dios, que nos reconcilió con él en Cristo y que a nosotros nos encomienda el mensaje de la reconciliación." (Encomienda a un grupo de hombres llamados sacerdotes el misterio de la reconciliación) 19 "Pues en Cristo Dios estaba reconciliando el mundo con él; ya no tomaba en cuenta los pecados de los hombres, sino que a nosotros nos entregaba el mensaje de la reconciliación." 

Dios salva al mundo por medio de un instrumento; y ahora miren lo que dice San Pablo, ¿Qué pasa a hacer Marcos después de haber sido ordenado?:

Versículo 20 "Nos presentamos, pues, como embajadores de Cristo, como si Dios mismo les exhortara por nuestra boca. En nombre de Cristo les rogamos: ¡déjense reconciliar con Dios!" 21 "Dios hizo cargar con nuestro pecado al que no cometió pecado, para que así nosotros participáramos en él de la justicia y perfección de Dios." 


2 Corintios 6:1 "Somos, pues, los ayudantes de Dios, y ahora les suplicamos que no hagan inútil la gracia de Dios que han recibido." 2 "Dice la Escritura: En el momento fijado te escuché, en el día de la salvación te ayudé. Este es el momento favorable, éste es el día de la salvación." (Esto significa que no hagas para mañana lo que puedas hacer hoy, ¿qué esperas para cambiar tu vida?)
 

Por eso en la siguiente cita bíblica nos está hablando del sacerdote, que es un hombre tomado entre los hombres o que ofrece dones y sacrificios por los pecados:

Hebreos 5:5 "Y tampoco Cristo se atribuyó la dignidad de sumo sacerdote, sino que se la otorgó aquel que dice: Tú eres mi Hijo; te he dado vida hoy mismo." 

Personas dicen: “El sacerdote es un pecador, miren los escándalos de los pederastas, etc.” Escándalo fue también la traición de Judas quien fue sacerdote y también se suicidó, pero no por eso Cristo eliminó la Iglesia de los sacerdotes. La biblia dice cómo tenemos que tratar a los sacerdotes:

Levítico 21:8 "Al sacerdote lo tendrás por santo, pues él ofrece el pan de tu Dios; será santo para ti porque yo soy Santo, yo Yavé, que les santifico a ustedes." (“Será Santo” No porque no tenga pecado, sino, porque ofrece el pan de Dios)

Lucas 10:16 "Quien les escucha a ustedes, me escucha a mí; quien les rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.»" 

“¿Por qué los sacerdotes tienen que seguir ofreciendo el sacrificio?, en la siguiente cita veremos qué es lo que hace el sacerdote aquí y qué es lo que hace Cristo allá, sumo y eterno sacerdote.

Hebreos 9:6 "Estando todo dispuesto de esta manera, los sacerdotes entran en todo tiempo en la primera habitación para cumplir su ministerio;" 7 "pero en la segunda tan sólo entra el sumo sacerdote una sola vez al año, y nunca sin la sangre que va a ofrecer por sus extravíos y por los del pueblo."

La cita siguiente habla de Pedro cuando le hace una pregunta a Jesús; esta pregunta se la han hecho también los sacerdotes de hoy:
 

Mateo 19:27 "Entonces Pedro tomó la palabra y dijo: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte. ¿Qué recibiremos?»" 28 "Jesús contestó: «A ustedes que me han seguido, yo les digo: cuando todo comience nuevamente, y el Hijo del Hombre se siente en su trono de gloria, ustedes también se sentarán en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel." 29 "Y todo el que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o propiedades por causa de mi Nombre, recibirá cien veces más y tendrá por herencia la vida eterna." 30 "Muchos que ahora son primeros serán últimos, y otros que ahora son últimos, serán primeros.»" 

 

SACERDOCIO MINISTERIAL Y SACERDOCIO COMUN DE LOS FIELES

El sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial o jerárquico, aunque se diferencian esencialmente y no sólo en grado (essentia et non gradu tantum), se ordenan sin embargo el uno al otro; porque uno y otro participan a su peculiar manera (suo peculiari modo) del único sacerdocio de Cristo. El sacerdocio ministerial, en virtud de la sagrada potestad de la que goza, modela y dirige al pueblo sacerdotal, realiza in persona Christi el sacrificio eucarístico y lo ofrece en nombre de todo el Pueblo de Dios; los fieles, en cambio, en virtud de su sacerdocio regio, concurren a la oblación de la Eucaristía y lo ejercen en la recepción de los sacramentos, en la oración y en la acción de gracias, con el testimonio de una vida santa, con la abnegación y con la caridad operativa.