EL PADRE NUESTRO

¿Es bíblico el Padre Nuestro? ¡Claro que sí!

Mateo 6:9  “Ustedes, pues, recen así: Padre nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre, 10 venga tu Reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo. 11 Danos hoy el pan que nos corresponde; 12 y perdona nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; 13 y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del maligno. 14 Porque si ustedes perdonan a los hombres sus ofensas, también el Padre celestial les perdonará a ustedes. 15 Pero si ustedes no perdonan a los demás, tampoco el Padre les perdonará a ustedes.

         

Los protestantes dicen: “Pero es que la biblia dice que no podemos orar repitiendo porque: Mateo 6:7 “No podemos orar repitiendo porque es vana palabrería”

 

Mateo 6:7  “Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías interminables: ellos creen que un bombardeo de palabras hará que se los oiga. 8 No hagan como ellos, pues antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe lo que necesitan.”

          Ahí es cuando los protestantes confunden “cuando oréis, no oréis como los católicos”

          Si los protestantes no saben quiénes eran los PAGANOS, aquí les vamos a decir:

          Existía el pueblo judío (pueblo de Dios) y pueblo pagano (que no creían en Dios). Entonces los que creían en Dios, tenían el Dios del cielo; los paganos tenían otros dioses (dioses muertos que no oían a pesar que tenían oídos) y oraban, repetían y repetían sin cesar y nunca eran escuchados porque le oraban a un Dios muerto. Por eso dice Jesús: “cuando oren, no hagan como los paganos” ¿quieren ver un ejemplo?

1 Reyes 18:27  “Llegó el mediodía; Elías se mofaba de ellos: (se refería a los paganos) ¡Griten más fuerte!, les decía. Si bien es dios, tal vez está meditando, o está ocupado o anda viajando; a lo mejor está durmiendo y tienen que despertarlo. 28 Gritaban pues cada vez más fuerte mientras se hacían, según sus costumbres, incisiones con cuchillos para que corriera la sangre. 29 Siguieron gesticulando toda la tarde hasta el momento en que se presenta la ofrenda vespertina, pero no se oía nada: ¡ni una respuesta, ni tampoco reacción alguna!.”

         

Los protestantes se aferran a Mateo 6:7 y es la única cita bíblica que ellos tienen, pero malinterpretando la cita, hacen hincapié a esto y también llama la atención que no hagan hincapié en la siguiente cita que está en el mismo capítulo pero 2 versículos antes:

Mateo 6:5  “Cuando ustedes recen, no imiten a los que dan espectáculo; les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea. Yo se lo digo: ellos han recibido ya su premio. 6 Pero tú, cuando reces, entra a tu pieza, cierra la puerta y ora a tu Padre que está allí, a solas contigo. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará.”

¿Por qué nosotros oramos repitiendo? Porque el Maestro nos enseñó a repetir cosas:

Lucas 11:1  “Un día estaba Jesús orando en cierto lugar. Al terminar su oración, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos. 2 Les dijo: Cuando reciten digan: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino. 3 Danos cada día el pan que nos corresponde. 4 Perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe. Y no nos dejes caer en la tentación.” (Está enseñando que cada vez que yo vaya a orar, tengo que decir: Padre Nuestro…)

          Ahora veremos cómo los apóstoles nos enseñaron a rezas con fórmula:

Colosenses 3:16  “Que la palabra de Cristo habite y se sienta agusto en ustedes. Tengan sabiduría para que puedan enseñar y aconsejar unos a otros; canten a Dios de todo corazón y con gratitud salmos (oraciones compuestas), himnos y alabanzas espontáneas.”

         

El pueblo de Israel oraba con salmos. ¿Es pecado orar con salmos? NO. La biblia dice que podemos orar con oraciones ya compuestas como son los salmos, himnos y cánticos inspirados.

Efesios 5:19  “Intercambien salmos, himnos y cánticos espirituales. Que el señor pueda oír el canto y la música de sus corazones.”

 

Ahora veremos a Jesucristo orando:

Mateo 26:44  “Los dejó, pues, y fue de nuevo a orar por tercera vez repitiendo las mismas palabras.”

Mateo 27:46  “A eso de las tres, Jesús gritó con fuerza: Elí, Elí, lamá sabactani, que quiere decir: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

Jesús estaba repitiendo una fórmula

Salmo 22:1  “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me abandonaste? ¡Las palabras que lanzo no me salvan!”

Los apóstoles oran con los salmos:

Hechos 16:25  “Hacia media noche Pablo y Silas estaban cantando himnos a Dios, y los demás presos los escuchaban. 26 De repente se produjo un temblor tan fuerte que se conmovieron los cimientos de la cárcel; todas las puertas se abrieron de golpe y a todos los presos se les soltaron las cadenas.” (La oración que es repetitiva es fuerte)

          Otra cita bíblica donde demuestra que Jesús oraba y enseñaba a los apóstoles a orar con salmos:

Mateo 26:30  “Después de cantar los salmos, partieron para el monte de los Olivos.” (Oraciones compuestas)

          No puede haber una persona que ore sin fórmula, (algo que ya está compuesto o establecido) es decir, sin repetir.