• YouTube Social  Icon

(Video) FERNANDO CASANOVA  Ex Pastor Pentecostal: LA IGLESIA ES UNA SANTA, CATOLICA Y APOSTOLICA

LA IMPORTANCIA DE LA IGLESIA

 

LOS FUNDAMENTOS DE LA IGLESIA CATOLICA
 

            La Iglesia Católica difiere con el comentario erróneo de las sectas al decir: “cuando lleguemos al cielo no nos van a preguntar a cuál Iglesia pertenecíamos”. Aquí vamos a demostrar que si es necesario estar en la Iglesia.

Mientras estemos aquí en la Tierra es importante la Iglesia. Jesucristo quería que su enseñanza y su doctrina llegara a todo el mundo, entonces él funda una Iglesia; decir que Cristo no fundó una iglesia sería un gran error, decir que la Iglesia no es importante es un gran error. La parte en que la Iglesia Católica no coincide es donde los hermanos separados dicen: “que no importa la iglesia que vayas, el chiste es amar a Dios y servirle”; por eso los católicos tenemos citas bíblicas que comprueban la importancia de la Iglesia:

1Timoteo 3:15  “pero si tardo, para que sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad.” 

            Dios tiene una sola Iglesia, no varias; si no hubiese dicho: “las Iglesias del Dios vivo”. La Iglesia es importante aquí en la Tierra para poder tener la verdad, lo que significa que la única garantía que nosotros tenemos de poder estar en la verdad es que sea la Iglesia de Jesucristo.

Ejemplo: Un hermano separado puede venir con la biblia, con enseñanza, nosotros los católicos podemos venir con enseñanza y un testigo de Jehová puede venir con enseñanza y los tres vamos a enseñar cosas distintas; entonces le vamos a predicar a una persona los tres, hablándole de Dios, ¿qué pasa?, le vamos a predicar cosas distintas, ¿cómo le va a hacer esa persona para saber quién tiene la verdad? Va a quedar perdida. El Señor quiere que conozcamos la verdad y no que quedemos confundidos. Si no teníamos una garantía de que la persona tenga la verdad ¿cómo escucharle?

            San Pablo le dice a Timoteo que la base, el pilar y el fundamento de la verdad es la Iglesia, no es que una persona venga con la biblia y nos hable “muy bonito”.  Entonces es tan importante la Iglesia que San Pablo le escribe a los Efesios.

Efesios 3:20  “A Dios, cuya fuerza actúa en nosotros y que puede realizar mucho más de lo que pedimos o imaginamos, 21 a él la gloria en la Iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones y todos los tiempos. Amén.”

            A Dios se le tiene que dar la gloria en la Iglesia. Nosotros no podemos decir: “A Dios la gloria solamente en Cristo Jesús” porque lo dicen las escrituras. “Por todas las generaciones y todos los tiempos” significa que nunca se puede cambiar la Iglesia.

           

La Iglesia es tan importante que San Pablo la llega a comparar con el cuerpo de Cristo:

Efesios 1:22  “Dios colocó todo bajo sus pies, y lo constituyó Cabeza de la iglesia. 23 Ella es su cuerpo y en ella despliega su plenitud el que lo llena todo en todos.

            Si la plenitud de Dios está en la Iglesia y lo dice Pablo, entonces nosotros debemos de saber que sí existe una Iglesia y a su vez es importante.

            Decir que la Iglesia no es importante es como cortarle la cabeza a la mujer, quedarse con ella y tirar el cuerpo a la basura. No puede ser eso posible.

            Cristo es la cabeza y la Iglesia es su cuerpo y es donde tenemos que estar, donde ambas partes están unidas entre sí.

Efesios 5:23  “El hombre es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia, cuerpo suyo, del cual es asi mismo salvador.

Versículo 25 “Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella. 26 Y después de bañarla en el agua y la Palabra para purificarla, la hizo santa, 27 pues quería darse a sí mismo una Iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni nada parecido, sino santa e inmaculada.

¿Por qué hay tantas Iglesias?, ¿Por qué la gente se sale de la Iglesia de Jesucristo y se va a otras? Los hombres podemos querer más Iglesias que nos brinden más opciones, donde estemos agusto, donde yo esté de acuerdo, donde a mi me guste escuchar lo que me predican, pero nosotros no podemos estar en esas Iglesias; queremos estar en la única Iglesia de Jesucristo, la que él mismo fundó. ¿Por qué?

Versículo 29 “Y nadie aborrece su cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida. Y eso es lo que justamente lo que Cristo hace por la Iglesia, 30 pues nosotros somos miembros de su cuerpo. 31 La Escritura dice: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre para unirse con su esposa y los dos formarán un solo ser. 32 Es éste un misterio muy grande, pues lo refiero a Cristo y a la Iglesia.”

¿Qué significa “la alimenta”? Que nunca la va a abandonar y espiritualmente la va llenando dándole lo que necesita. Y ¿qué significa “la cuida”? Que todo aquel que se meta con la Iglesia de Jesucristo, él va  a salir a su encuentro, él va a defender su Iglesia.  Cristo esta tan unido íntimamente con la Iglesia que nosotros no podemos decir: “Cristo si, la Iglesia no”, además no podemos casar a Cristo con otra Iglesia porque es como si le pusiera otra esposa y es una sola esposa que tiene que tener el marido. Y en esa Iglesia de Jesucristo ¿Cómo se yo que es la Iglesia Católica?

La biblia nos da cuatro datos curiosos de Autoridad en Pedro:

  1. Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer. (Esa es la promesa de Jesucristo, por lo tanto esa tiene que ser la Iglesia de Jesucristo, la que tiene más de dos mil años.)

  2. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. (Quiere decir que en la iglesia de Jesucristo hay una persona con autoridad, hay un jefe, un encargado de la Iglesia de Jesucristo)

  3. Lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo.

  4. Lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.

Mateo 16:18 “Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer. 19 Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.

            Jesús ve la misión futura de Pedro, a pesar de la incurable flaqueza humana que dentro de poco se iba a manifestar. Por eso Pedro dentro de la Iglesia tiene primacía (“…por eso yo he rogado por ti…”), autoridad por encima de los demás apóstoles. Por eso existe el Papa dentro de la Iglesia que tiene autoridad y que esta para fortalecer la fe de los hermanos y nosotros le obedecemos porque está en las sagradas escrituras. (…“tendrás que fortalecer a tus hermanos”…)

Lucas 22:31  “¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha pedido permiso para sacudirlos a ustedes como trigo que se limpia; 32 pero yo he rogado por ti para que tu fe no se venga abajo. Y tú, cuando hayas vuelto, tendrás que fortalecer a tus hermanos.”

            Jesucristo le vuelve a dar la primacía a Pedro:

Juan 21:15  “Cuando terminaron de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro volvió a contestar: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta mis corderos.”

            Aquí, Pedro es pastor del rebaño de Jesucristo, ¿Por qué no estoy en otra Iglesia si allá también hay pastores y ovejas? Porque Jesucristo dice que las ovejas de él, los corderos de él ya tienen quién lo apaciente, ya tiene un pastor: Pedro.

            Versículo 16: “Le preguntó por segunda vez: Simón, hijo de  Juan, ¿me amas? Pedro volvió a contestar: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Cuida de mis ovejas. 17 Insistió Jesús por tercera vez: Simón Pedro, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro se puso triste al ver que Jesús le preguntaba por tercera vez si lo quería y le contestó: Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero. Entonces Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.”

  • “Apacienta” es llevarlos a buenos pastos, le dio la autoridad de alimentarlos.

  • “Cuida” es estar pendiente de que no se coman a las ovejas.

Tres veces le dijo: “mis”, eso significa que Jesucristo tiene su propio rebaño, su propia Iglesia, Pedro es el jefe y Pablo lo entiende muy claro que a los apóstoles, a los nuevos apóstoles, a los obispos, a los presbíteros, a los encargados de la comunidad que Cristo tiene sus corderos que es su Iglesia y lo dice en la siguiente cita bíblica:

Hechos 20:28  “Cuiden de sí mismos y de todo el rebaño en el que el Espíritu Santo les ha puesto como obispos (o sea, supervisores): pastoreen la Iglesia del Señor, que él adquirió con su propia sangre.”

            Aquí vemos la advertencia fuerte de Pablo:

            Versiculo 29 “Sé que después de mi partida se introducirán entre ustedes lobos voraces que no perdonarán al rebaño. 30 De entre ustedes mismos surgirán hombres que enseñarán doctrinas falsas e intentarán arrastrar a los discípulos tras sí.

Otra advertencia:

2 Juan 1:8  “Tengan cuidado, para que no pierdan el fruto de sus trabajos, sino que reciban el pleno salario. 9 El que se aventura y no permanece en la doctrina de Cristo no posee a Dios; el que permanece en la doctrina, ése posee al Padre y al Hijo. 10 Si alguno viene a ustedes y no trae esta doctrina, no lo reciban en sus casas ni le saluden; 11 pues el que le saluda se hace cómplice de sus malas obras.”

           

No porque una persona llegue a tu casa con una biblia y “te hable muy bonito”, o que “te hable de parte de Cristo y posee a Dios” no quiere decir que te está dando la verdadera doctrina, al contrario, nunca permaneció en la verdad y además no posee a Dios, sea quien sea.

            ¿Qué pasa si yo me salgo de la doctrina de Cristo?

1 Juan 2:18  “Hijitos, estamos en la última hora, y han oído que va a venir un anticristo. Pero ya han venido varios anticristos, por lo cual conocemos que es la última hora. 19 Esa gente salió de entre nosotros, pero no eran de los nuestros, se habrían quedado con nosotros. Así es como descubrimos que no todos son de los nuestros.

            Ustedes y yo hemos escuchado que “el anticristo es el Papa” pero eso es mentira no les crean, por eso dice en la cita anterior “ya han venido varios anticristos”, son varios y son los que se salieron de entre nosotros. Para San Juan, salirse de la Iglesia de Jesucristo no es bueno e instantáneamente se puede convertir en anticristo, no en “cristiano” como todos los hermanos separados se autodenominan. De esta manera vemos que desde el año 1500 en la época de Martin Lutero empiezan las divisiones, comienzan a surgir y se salieron de la Iglesia Católica, por eso todas las sectas tienen descendencia católica, porque se salieron de ahí, no aceptaron la doctrina de Jesucristo. Entonces no nos vengan a decir los hermanos separados que es “una gloria” salirse de la Iglesia de Jesucristo, “que no es importante la Iglesia de Jesucristo”, es tan importante que el que se sale pasa a ser el anticristo.

            Los restos de los apóstoles San Pedro, San Pablo, San Mateo, San Lucas, San Marcos, etc. Las tumbas de ellos, solamente la Iglesia Católica los tiene; ¿Por qué las sectas no tienen las tumbas de los apóstoles, si ellos son la Iglesia de Jesucristo o los primeros cristianos? Deberían tener pruebas, “a las pruebas me remito”.

            Cuando Jesucristo vino al mundo solamente existía el antiguo testamento o Canon de Alejandría, no existía el Canon de Palestina que se hizo en el año 90 después que Cristo muere, pero no existía en Nuevo Testamento, se formó cuando los apóstoles lo escribieron, una carta estaba en Roma, otra en Efeso, en Filipo, Tesalónica, Colsosa, etc. Entonces llega un momento en que es necesario hacer la biblia de los cristianos, está la biblia de los judíos de Alejandría la que Cristo utilizó, está la de Palestina donde los judíos que no creyeron en Cristo, por eso se tenían que reunir esas cartas de los apóstoles para hacer el Nuevo Testamento con 27 libros.

            San Dámaso I en el año 382 fue quien le agregó esos 27 libros a la biblia que hoy llamamos el nuevo testamento y es la biblia que los protestantes tienen y nosotros los católicos también; entonces si “la Iglesia Católica no es la de Jesucristo”, ¿Por qué los protestantes aceptan esos 27 libros del nuevo testamento que se los introdujo la Iglesia Católica? Y si la Iglesia de ellos es la que viene de Jesucristo, la Iglesia cristiana de los primeros siglos, ¿por qué ellos no hicieron la biblia? ¿Por qué ellos no coleccionaron los libros y no el Papa San Dámaso I? ¿Por qué ningún pastor de una iglesia puede decir?: “el pastor mío estaba ahí”; ninguno, porque todavía no existía, estamos hablando del año 382 y los hermanos separados comenzaron en el año 1520 con Martin Lutero; entonces la Iglesia Católica hizo la biblia y no cualquiera puede decir “voy a fundar una iglesia”, no señor, así no va esto.

            Salirse de la Iglesia Católica para buscar otra doctrina es maravilloso pero no es lo correcto, “es fantástico, te gusta, estas en plenitud, Dios obra maravillas”, pero esa no es la Iglesia de Jesucristo, esa no es la Iglesia que hizo la biblia, esa no es la Iglesia que ha existido a lo largo de toda la historia por más de dos mil años.

            En el siguiente versículo veremos que la Iglesia de Jesucristo el día de Pentecostés tiene a la Virgen María junto a ella.

Hechos 1:14  “Todos ellos perseveraban juntos en la oración en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.”

            Esa Iglesia de Jesucristo tenía dentro muchas mujeres, pero esas mujeres no son dignas de resaltar porque no tienen importancia, la única mujer que no se mete en ese grupo de mujeres, por eso la menciona aparte es la Virgen María, por eso se le da la importancia a María. Entonces la Iglesia de Jesucristo tiene a Pedro como jefe, tiene a María dentro, tiene la tumba de los apóstoles y tiene la dicha de ser la única Iglesia que hizo la biblia y que le dijo al mundo que era palabra de Dios.

            La Iglesia Católica comenzó a llamarse así en el año 107 con San Ignacio de Antioquía quien fue discípulo de San Juan, y San Juan que fue el último de los apóstoles que murió en el año 100, siete años después San Ignacio de Antioquía llama a los cristianos Iglesia Católica (San Marcos 16:15Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva…”), es decir, universal (San Mateo 28:19 “Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos…”). Por eso los hermanos separados no pueden decir “yo soy la iglesia”, no, todos somos parte de la Iglesia.

Colosenses 1:24  “Ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros, y completo lo que falta a las tribulaciones de Cristo en mi carne, en favor de su cuerpo, que es la Iglesia, 25 de la cual he llegado a ser ministro, conforme a la misión que Dios me concedió en orden a vosotros para dar cumplimiento a la palabra de Dios.”

            Tenemos bases para decir que la Iglesia de Jesucristo es la Iglesia Católica, ciertamente en la biblia no se encontrará la palabra “católica”, ya que es una denominación en griego que significa "universal", no se refiere al nombre de la Iglesia en sí, pero con las características que tiene, estamos seguros que lo es, por ejemplo, los restos de los apóstoles, los tiene la Iglesia Católica, la lista de los mártires de los primeros cristianos, los Papas, la sucesión apostólica donde se hace la imposición de manos.

Hechos 8:18  “Al ver Simón que mediante la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu, les ofreció dinero diciendo: 19  Dadme a mí también ese poder: que reciba el Espíritu Santo aquel a quien yo imponga las manos."

2 Timoteo 1:6  “Por esto te recomiendo que reavives el carisma de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.”

1 Timoteo 5:22  “No te precipites en imponer a nadie las manos, no te hagas partícipe de los pecados ajenos. Consérvate puro.”

Hechos 2:42  “Se mantenían constantes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones.”

           

Los protestantes citan:

Juan 8:32  “y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres."

            Pero ¿Ustedes saben qué dice antes en el versículo 31?

Juan 8:31  “Decía, pues, Jesús a los judíos que habían creído en él: "Si os mantenéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos,”

           

Quiere decir el versículo anterior que si me salgo de la doctrina de Jesucristo soy discípulo de Cristo pero no verdadero.

            ¿Cuál es la doctrina de Jesucristo?

Lucas 22:19  “Tomó luego pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: "Éste es mi cuerpo que se entrega por vosotros; haced esto en recuerdo mío."

            Esa es la doctrina de Jesucristo, lo que llamamos Eucaristía, “este es mi cuerpo” no es un símbolo; y dijo “hagan esto en memoria mía”, y les dijo háganlo, no les preguntó si les parecía o no, o que lo hicieran de otra manera. San Pablo no conoció a Jesucristo, a él se lo contaron y dice:

1 Corintios 11:23  “Porque yo recibí del Señor lo que os transmití: que el Señor Jesús, la noche en que era entregado, tomó pan, 24 dando gracias, lo partió y dijo: Este es mi cuerpo que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía. 25 Asimismo tomó el cáliz después de cenar, diciendo: "Esta copa es la nueva Alianza en mi sangre. Cuantas veces la bebiereis, hacedlo en memoria mía. 26 Pues cada vez que comáis este pan y bebáis de este cáliz, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga. 27 Por tanto, quien coma el pan o beba el cáliz del Señor indignamente, será reo del cuerpo y de la sangre del Señor. 28  Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba del cáliz. 29 Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condena.”

            No ha cambiado la doctrina, Jesús dijo “esto es mi cuerpo” y Pablo lo recuerda y dice “esto es mi cuerpo”. La nueva alianza en la que estamos viviendo la eucaristía es el pacto de la nueva alianza por eso hay que hacerlo, por eso cada vez que comamos el cuerpo y bebamos la sangre, anunciamos la muerte del Señor, hasta que venga, esa es la doctrina de Jesucristo y el que lo come y bebe indignamente no peca por lo que ve, sino, por lo que no ve, que es  el cuerpo real y la sangre de Jesucristo que está ahí presente. Pablo esta adoctrinando, catequizando en el versículo anterior, por eso hay que hacerlo. Nosotros los católicos seguimos fieles a la doctrina de Jesucristo porque no pecamos contra el pan y el vino consagrado.

            Aquí resumimos la doctrina de Jesucristo:

Juan 6:54  “El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. 55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. 56 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.”

            No es un símbolo, es el cuerpo real, no es comer galleta con Pepsi Cola, no es una parábola ni un juego.

            Esto es doctrina, salieron de los labios de Jesús, y al que no traiga esta doctrina no lo reciban en su casa dice la biblia. “Permanece en mí y yo en él” significa que es común unión y cuando Jesucristo dio ese discurso muy duro veremos lo que pasó en el versículo 60: “Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: "Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo? 66 Desde entonces muchos de sus discípulos se volvieron atrás y ya no andaban con él. 67 Jesús dijo entonces a los Doce: "¿También vosotros queréis marcharos? 68 Le respondió Simón Pedro: "Señor, ¿a quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna,”

            Por eso nosotros no debemos de creer en un hombre que se hace llamar “pastor” porque Jesucristo tiene palabra de vida eterna.

 

Aun tenemos más doctrina dentro de la Iglesia Católica:

Juan 20:21  “Jesús les dijo otra vez: "La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío. 22 Dicho esto, sopló y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo.  23 A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.”

Incredulidad de Tomás

Hay discípulos de Jesucristo que no creen:

Juan 20:24  “Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: "Hemos visto al Señor. 25 Pero él les contestó: "Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré. 26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: "La paz con vosotros. 27 Luego dice a Tomás: "Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente. 28 Tomás le contestó: "Señor mío y Dios mío. 29 Dícele Jesús: "Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.”

            Esto quiere decir que hasta que no tenga una relación personal con Cristo no creeré, así no es, nosotros tenemos que creer lo que enseñaron los apóstoles y no esperar una señal de Dios, por eso en la doctrina de Jesucristo es muy importante la sucesión apostólica porque se va transmitiendo de generación en generación. Al no creer lo que dicen los apóstoles, la doctrina de Jesucristo, es como si le estuviésemos lastimando la herida del costado a Jesús por la incredulidad. Si él dejó su doctrina establecida, ¿por qué yo tengo que esperar una señal divina para formar mi propia iglesia?