CRISTO FUNDO UNA IGLESIA

Efesios 5:22  “Sométanse así las esposas a sus maridos, como al Señor. 23 El hombre es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia, cuerpo suyo, del cual es asimismo Salvador. 24 Que la esposa, pues, se someta en todo a su marido, como la Iglesia se somete a Cristo. 25 Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a la Iglesia y se entregó así mismo por ella. 26 Y después de bañarla en el agua y la Palabra para purificarla, la hizo santa, 27 pues quería darse así mismo una Iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni nada parecido, sino santa e inmaculada.”

El que diga que Cristo no fundó ninguna Iglesia, le está quitando el cuerpo, se está quedando solamente con la cabeza.

         

¿Cómo sé yo que es la Iglesia Católica?

Mateo 28:19  “Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean bautizados. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,…”

Juan 21:15  “Cuando terminaron de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Contestó: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta mis corderos.”

         

“Mis corderos” significa que los corderos de Jesús tienen quien los apaciente (Pedro), lo nombró Papa, jefe, pastor que tiene que apacentar, entonces ¿cómo sé que la Iglesia Católica es la de Cristo? Porque tiene a Pedro como pastor de las ovejas de Cristo.

 

Hechos 1:14  “Todos ellos perseveraban juntos en la oración en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.”

 

Pedro metió a Matías a los onces apóstoles.

          Entonces, en la Iglesia de Cristo nadie se puede nombrar pastor, lo tienen que nombrar, porque lo llaman, lo consagran. No cualquiera se puede auto nombrar.

Aquí es donde es la primera proclamación de la resurrección de Jesús. Pedro, consciente de su responsabilidad, toma la palabra en nombre de todos. Retoma los textos del Antiguo Testamento y muestra cómo se han cumplido en Jesús y en la Iglesia naciente Hechos 2:14

 

Hechos 15:1  “Llegaron algunos de Judea que aleccionaban a los hermanos con estas palabras: Ustedes no pueden salvarse, a no ser que se circunciden como lo manda Moisés…” (Aquí es donde explica, cuando llegan otras personas, por ejemplo, los protestantes, a tratar de convencerles y diciéndoles que no se podrían salvar.)

Nuestro Señor Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre dio su vida en la Cruz para salvar a los hombres del pecado y el poder del demonio. Fundó su Iglesia para continuar su obra de salvación. Única y exclusivamente a esta Iglesia que Él mismo fundó, confió su misión, su Evangelio, su autoridad y sus poderes divinos para predicar, bautizar, hablar en su nombre y salvar a los hombres. Sin embargo, dieciséis siglos después de Cristo, Martín Lutero, un sacerdote católico excomulgado, inventó la teoría de la libre interpretación de la Biblia. Este libre examen produjo unas 36,000 sectas diferentes y opuestas, que sin ningún derecho se apropiaron del Evangelio, utilizándolo contra la legítima Iglesia. Para hacerse aceptar, todas estas sectas pretenden ser de Jesucristo. Hoy en día muchos fundan "su iglesia" y "predican la Biblia" a su modo, haciendo "discípulos" y sembrando confusión y división entre los católicos ignorantes. ¿Sería fruto del Espíritu Santo de Cristo todo esto? ¿Reconoce Cristo a estas 36,000 iglesias como suyas o las rechaza puesto que El no las fundó y a nadie dio autoridad para fundarlas? Frente a la confusión y desorientación provocadas por las sectas y los falsos profetas, para no dejarse engañar y perderse eternamente (Mateo 7, 15-23) ¿Como saber con certeza cuál es la verdadera Iglesia que Cristo fundó? Este asunto necesita de reflexión, mucha buena voluntad y humildad.

La Iglesia que Cristo fundó es la católica. 

Esta es la gran verdad que hay que gritar por todos los medios. Lo del truco de los nombres, el sentir bonito y lo de la Iglesia invisible son trampas que las sectas manejan como «cortinas de humo» para distraer de la verdad irrefutable acerca de la Iglesia Católica como la Iglesia que Cristo fundó. Estamos totalmente seguros de eso por tres razones:


1.- Por la Biblia
2.- Por la Historia
3.- Por la sucesión apostólica

Por la Biblia hemos visto y comprobado que Cristo fundó una sola Iglesia (Mt 16,18) y que esa Iglesia durará hasta el fin del mundo (Mt 28,20). La consecuencia lógica de eso es que hoy en día debe de estar. Nuestra tarea consistirá en encontrar de entra todas a la verdadera. Al hacer esto, veremos cómo la historia y la sucesión apostólica, nos mostrarán que la única Iglesia que viene desde el tiempo de Cristo es la católica. Vayamos a la historia, e investiguemos en ella, para saber cuál es la Iglesia que viene desde el tiempo de Cristo. Si no viene de ese tiempo, cualquier cosa que digan tiene poco valor.

 

Si preguntamos a un mormón, un testigo de Jehová o a un evangélico que nos digan el nombre de uno solo de sus miembros en el año 1500, simplemente ninguno de ellos podrá contestar porque no existían. La verdad es que la mayoría de las iglesias protestantes y de las sectas religiosas tienen 100, 300 ó 400 años que se fundaron. Por lo tanto, no pueden ser la Iglesia que Cristo fundó. Podrán decir que tienen un templo más grande; más canales de televisión; un coro más bonito y que regalan mucho queso amarillo... pero lo que estamos buscando es la Iglesia de Cristo, la que viene desde el año 33 y por supuesto que no es ninguna de ellas.

 

5 RAZONES FUNDAMENTANDO A PEDRO COMO "ROCA"

 

 

1-Arameo el idioma hablado en aquel tiempo

 

Vamos a esquematizarlo así:

1) Jesús llamó a este Apóstol en arameo “Kephas” (Juan 1,42)

2) En arameo hay solo dos palabras para Roca o piedra, Kephas =Roca y Evna=Piedra

3)  Sabemos que Jesús hablaba arameo, y el propio evangelista Marcos se encargo de escribir aquellas palabras exactas que salieron de su boca (Marcos 5,41; 7,34; 14,36; 15,34).

Él necesariamente tuvo que usar la palabra Kephas dos veces ya que era la única palabra para Roca en arameo, en la primer parte para nombrar al apóstol "Tu eres Kephas" (como era su nombre), y la segunda para referirse a el objeto Roca "Sobre esta Kephas". La palabra Kephas repetida dos veces se puede observar en la traducción de los evangelios a lengua aramea llamada Diatessarón del año 170 DC usada por muchas comunidades cristianas de ese tiempo y posteriormente en la Biblia Peshitta (una traducción al arameo de los evangelios más moderna del año 435 DC, mire más abajo).

4) El pasaje desde el arameo con los dos Kephas podría haber sido traducido así "Tu eres Petra y sobre esta Petra edificaré mi Iglesia", así entonces se usaba una sola palabra igual que sucede en el arameo con Kephas y dejaba mas claro el juego de palabras que quiso decir nuestro Señor, pero hay un problema.

5) En el arameo no hay genero pero en el griego si, por ser un idioma un poco mas evolucionado.

El traductor al griego decide cambiar el género a la primera parte de la frase, para que no haya una contradicción de genero. "Tu eres Petra" sería una frase aplicada extrañamente en griego, siendo el Sujeto, el Apóstol, un hombre. El sustantivo Petra es convertido en un nombre propio masculino, Petros.

Jesús, fuera de este versículo de Mateo, llamaba a este Apóstol Kephas, usándolo como nombre propio (Juan 1,42) también lo hizo Pablo (1Corintios 1,12; 3,22; 9,5; 15,5; Galatas 2,9).

“Petros” y “Petra” en el griego antiguo (llamado Griego Koiné) eran sinónimos, luego empezaron a tener diferencia posteriormente como afirman todos los expertos   bíblicos protestantes (Oscar Cullman, Herman Ridderbos, Craig, etc.)

6) El traductor mantiene el sustantivo en su forma original "Petra" en la segunda parte de la frase, "Sobre esta Petra edificaré mi Iglesia" no tiene el problema de género de la primera parte, por lo que poner en la segunda parte "Sobre este Petros" no era necesario, además en este tiempo la palabra Petros era un nombre no una cosa, no se usaba para un objeto. (Como lo demostraremos en el punto 3).

La biblia aramea Peshitta,     

(Año 435)

2- “Y sobre esta misma piedra edificare…”

La frase en griego dice "epi tautee tee petra".   "Tautee" es adjetivo demostrativo femenino, sin el otro "tee", seria así "sobre esta piedra edificaré".

"Tautee" + "Tee"  entonces viene a significar "esta misma". Con eso, resulta que Jesús le dice tu eres piedra, y sobre ESTA MISMA piedra edificaré. El mensaje que deja el Tautee Tee es que Petros y Petra se refiere a la misma Piedra, y no a piedras distintas, o una a piedra y la otra a una peña o algo por el estilo. Si Jesús hubiera hecho una distinción entre las "dos piedras", lo hubiera aclarado y no habría dicho “Tee”.

3- ¿Qué es Lithon o Lithos? ¿Qué es Petros?

Haciendo una búsqueda en varias versiones de la biblia, encontré un sólo pasaje donde hacen referencia a una roca o peña y a una piedra reales y no en sentido figurado. Este pasaje está en Marcos 15:46 y lo transcribo en las diferentes versiones: 

Reina - Valera Antigua (año 1602): 
"...un sepulcro que estaba cavado en una peña, y revolvió una piedra á la puerta del sepulcro." 

Reina - Valera Revisada (año 1995): 
"...en un sepulcro que estaba cavado en una peña e hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro." 

De Jerusalén: 
"...en un sepulcro cavado en la roca. Después, hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro." 

Y el texto griego (año 1550) dice: 
"...εν μνημειω ο ην λελατομημενον εκ πετρα και προσεκυλισεν λιθον επι την θυραν του μνημειου."

Este es el mismo texto griego en caracteres latinos: 
"...en mnēmeiō o ēn lelatomēmenon ek petra kai prosekylisen lithon epi tēn thyran tou mnēmeiou." 


Aquí podemos ver que al referirse a una roca, peña o "piedrotota" en la biblia se usa la palabra griega petra, mientras que al referirse a una piedra más pequeña se usa lithon o lithos. 


En otros pasajes podemos ver lo mismo, por ejemplo en 1 Pedro 2:8 y en Romanos 9:33 dice en español "piedra de tropiezo" (la versión griega dice "lithosproskommatos" y "lithon proskommatos" respectivamente) y "roca de escándalo" (versión griega: "petra skandalou" y "petran skandalou" respectivamente). (Lithos)

Además, en 1 Pedro 2:6, "piedra del ángulo" lo tiene la versión griega como "lithonakrogōniaion".

Cristo mismo es llamado Piedra-Lithos en 1Pedro 2,4.

 

Petros


Por otro lado, la palabra "petros" sólo se utiliza en la biblia para referirse solo a Simón-Pedro-Cefas. No se puede encontrar en todo el nuevo testamento a la palabra Petros designando otra cosa que no sea a el mismo apóstol Pedro, jamás encontraremos por ejemplo “y caminando pateó una “petros” o algo similar, solo hay dos palabras Petra=Roca y Lithos=Piedra.

 

“Petros” es solo un nombre, una transformación, masculinización de Petra dado por el evangelista para el apóstol, en aquel tiempo no tenía un significado en si la palabra “Petros”, sino como “masculinización” de Petra.

El griego usado en ese tiempo es el antiguo koiné, en el cual la palabra Petros significaba lo mismo que Petra, Petros era la masculinización de petra.

 

En 1Pedro 2,5 dice así   “También ustedes como piedras vivas edifíquense….”

En griego, en este versículo refiriéndose a los apóstoles o discípulos como piedras de la construcción dice LITHOS (palabra para piedra pequeñísima). Pedro uso la palabra LITHOS para hablar de los apóstoles como piedras pequeñas de la gran construcción.

Por lo tanto en Mateo 16,18, Si Cristo hubiera querido referirse a Pedro como una simple piedra de la gran construcción o desprendida de Petra, la frase hubiera sido “Tú eres Lithos y sobre esta Petra edificare mi iglesia”.

Muchos dicen que Petros es “una piedra para arrojar”, esto no nos dice ni el Vox ni mucho menos el griego del tiempo de Jesús (antiguo koiné). En el antiguo griego se usaba la palabra lithos para significar “una piedrita o una piedra para arrojar” como podemos ver en el caso de la mujer adultera (Jn 8,6-7) o el de Jesús (Jn 8, 59).

En griego “lapidación o lapidar” se decía “lithoboleo”

No podemos encontrar la palabra Petros en el antiguo griego, en la misma biblia, refiriéndose a una piedrita o a algún objeto, sino que era un nombre, una masculinización de Petra.


Basándonos entonces en la biblia y en el griego antiguo (koiné), no tenemos bases para decir que “petros” significa "piedra pequeña" porque para esto, la Biblia utiliza otra palabra (lithos o lithon).